A pesar de ser la principal entrada al país, Bogotá es la gran olvidada en las rutas turísticas por Colombia. Yo misma, no esperaba gran cosa de esta ciudad y pensaba dedicarla apenas unas horas, para tener más tiempo en otros destinos como Cartagena de Indias, Efe Cafetero o Medellín…, sin embargo, Bogotá me sorprendió muy gratamente. Basándome en mi experiencia, recomiendo realizar una visita a Bogotá de al menos uno o dos días completos y dedicar un par de días más para visitar alguna de las atracciones cercanas a la ciudad.

Es una ciudad que sorprende a todos aquellos turistas que deciden dedicarle un tiempo y ofrece una amplia variedad de lugares interesantes para descubrir, como su Museo del Oro o el de Botero, los interiores de alguna de sus hermosas iglesias de origen colonial, sus encantadoras calles del barrio la Candelaria, sus espectaculares murales y una deliciosa gastronomía. Bogotá es, sin duda, un imprescindible en tu viaje por Colombia.

La ciudad ofrece muy buena conexión con las principales ciudades como: Medellín, Cartagena, Santa Marta o con Pereira/Armenia (eje cafetero), por lo que se puede conocer bien al comienzo o al final de tu viaje por Colombia. Bogotá es la ciudad más grande de Colombia, con más de 7 millones de habitantes y se encuentra dentro de la región de Cundinamarca. Importante saber que está a 2.630 metros de altura, por lo que es conveniente no realizar sobre esfuerzos durante el primer día para evitar el mal de altura.

Si sigues leyendo encontrarás una ruta detallada de dos días para conocer y ver lo más importante de la ciudad de Bogotá. Además, te cuento algunas de las excursiones más interesantes a realizar desde la capital colombiana. Espero que te sirva y te ayuda a planificar tu ruta por Colombia.

Primer día en Bogotá

Cerro Monserrate

Empieza el día con las mejores vistas de Bogotá, que conseguirás desde el cerro Monserrate. Se trata de un monte a 3.152 metros de altura al que se puede subir en funicular, en teleférico o a pie por un sendero empinado de 1050 escalones (casi una hora de subida). Ten en cuenta que siempre hay mucha gente, nosotros llegamos a hacer más de hora y media de fila para subir, solo funcionaba el teleférico. Conviene llevar las entradas compradas por online, para ahorrar, al menos, la fila de sacar el ticket, para ello pincha aquí. No pasa nada si llegas antes de la hora marcada en la entrada, te dejan pasar sin importar la hora, igualmente la fila será larga.

En lo alto de Monserrate, además de varios miradores con vistas increíbles, se encuentra la Basílica de la Señora de Monserrate, importante centro de peregrinación. En su interior se encuentra la escultura del Señor Caído de Monserrate, patrón de Bogotá, y una copia de la virgen de la moreneta catalana. También puedes disfrutar de la belleza del jardín, donde con paciencia se pueden ver colibrís entre las flores. Puedes comer en el restaurante Santa Clara, con excelente comida y ubicado dentro de una antigua casa del siglo XIX francesa.

Dependiendo de la fila que tengas para subir te llevará toda la mañana o toda la tarde. No recomiendo hacerlo de noche, no es un lugar demasiado seguro cuando se va la luz del día. Por lo general funciona o bien el funicular o el teleférico, todos los días, desde las 6:00 de la mañana hasta las 10 de la noche, domingos solo hasta las 6 de la tarde.

Paseo por la Candelaria

La Candelaria es el centro histórico de Bogotá y es bastante bonito. A mi me sorprendió muchísimo encontrarme con esas calles empedradas y esas hermosas casas coloniales de vivos colores en el centro de esta gran ciudad. No me esperaba para nada una arquitectura colonial tan bien conservada y los restaurantes y cafés de esta zona son super coquetos y cuentan con una gran oferta gastronómica.

El centro histórico de Bogotá nada tiene que ver con los de otras grandes ciudades colombianas como Medellín. La Candelaria fue declarado bien de interés histórico y cultural en 1963 y en los últimos años ha sido completamente restaurado, por lo que es imprescindible dedicarle un tiempo y pasear por sus empinadas calles admirando la arquitectura y los elaborados grafitis que se encuentran por todos lados. Si tuviéramos poco tiempo para conocer Bogotá, lo más recomendado sería dedicar tu tiempo a pasear por las calles empedradas, agostas y empinadas de la Candelaria. A continuación te dejo un paseo por la Candelaria, empezando desde el funicular del Cerro de Monserrate.

Calle principal del barrio de la Candelaria
Unas de las calles principales del barrio de la Candelaria con el monte de Montserrate al fondo.

Museo Quinta de Bolívar

La Candelaria se encuentra a los pies del Cerro de Monserrate, por lo que es fácil llegar a pie. Desde el funicular nos dirigiremos primero a la que fue la casa de Simón Bolívar por diez años, aunque solo la utilizó durante 463 días. Hoy la casa ha sido convertida en museo y en ella se puede aprender sobre algunos detalles de la vida del libertador. Conserva objetos personales de Simón de Bolívar, como la cama, un juego de cartas, el baño de asiento, etc. También se puede pasar un rato agradable en los hermosos jardines de la casa. El museo está cerrado los martes, para comprobar horarios y tarifas pincha aquí.

Continuamos por la Calle 22 para llegar hasta la plazuela de las Aguas, en ella encontraremos la hermosa parroquia de Nuestra Señora de las Aguas. Data de 1665 y merece la pena visitar su interior, destaca su hermoso altar de pan de oro y un increíble artesonado de madera. Foto de Nuestra Señora de las Aguas con el cerro de Monserrate al fondo.

Iglesia Nuestra Señora de las Aguas en Bogotá
Iglesia de Nuestra Señora de las Aguas con el monte de Montserrate al fondo.

Parque Periodistas 

Continuamos caminando hacia el parque de los Periodistas Gabriel García Márquez, situado a unos minutos de la Parroquia de Nuestra Señora de las Aguas. Como su nombre indica, durante los años 60, fue el punto de encuentro de los periodistas, escritores y poetas de la ciudad. Hoy es una plaza llena de árboles, donde encontraremos el templete de Bolívar, monumento con estilo republicano dedicado al libertador.  En ocasiones, encontramos una pequeña feria de artesanía donde comprar antigüedades, libros y todo tipo de artesanía tradicional.

Chorro de Quevedo

Desde el Parque de los periodistas continuamos por carrera 3, luego por carrera 2 hasta llegar a una de las calles más bonitas y llamativas de la Candelaria: la Calle del Embudo. Esta estrecha calle está llena de arte callejero, murales de una calidad asombrosa. Hay un tour temático de grafitis realizado por la oficina de turismo para conocer los murales más importantes de la ciudad.

Callejón del Embudo con sus bonitos murales
Callejón del Embudo con sus bonitos murales

Al final de la calle del Embudo llegaremos a la Plazoleta del Chorro de Quevedo, lugar emblemático de Bogotá. Es en esta plazoleta donde se dice que fue fundada Bogotá en 1538 por Gonzalo Jiménez de Quesada. Está rodeada de casas colonias y por una pequeña iglesia de esta época. Es un lugar ideal para venir tanto de día como de noche, cuando la plaza se llena de gente que se encuentra para tomar unas cervezas y aparecen artistas callejeros.

Plaza Chorro de Quevedo

Centro Cultural Gabriel García Márquez

Por la carrera 2 continuamos hasta llegar a la Calle 11 (calle del Chorro de Egipto), junto a la calle 10 (Calle del Calvario) son las más emblemáticas de Bogotá. Ambas calles terminan en la plaza Bolívar que dejaremos para conocerla en profundidad en nuestro segundo día por Bogotá. Sin embargo, si tienes tiempo date un paseo por la calle 10 o 11 y observa sus hermosas casas coloniales, pertenecientes a la aristocracia española. En la calle 11 se encuentra el Centro Cultural Gabriel García Márquez, edificio de arquitectura contemporánea que hace homenaje al escritor más internacional que tiene Colombia. Este centro cultural tiene una biblioteca con más de 80.000 ejemplares y exposiciones temporales.

Museo Botero

En la calle 11 encontraremos también algunos museos interesantes como el Museo Botero, con la versión propia del colombiano de La Mona Lisa. Si tienes tiempo este día puedes intentar visitarlo o simplemente pasea y deja la visita del museo para otro momento. Está situado en una bonita casa colonial y alberga más de 100 obras del reconocido pintor y escultor colombiano Fernando Botero. Además de las obras de Botero, también podremos encontrar en él obras de Picasso, Dalí, Miró y Klimt, entre otros. Abre todos los días, excepto los martes, y la entrada es gratuita.

Teatro Colón

Es un bonito edificio neoclásico del siglo XIX y el teatro nacional de Colombia. Está ubicado en la calle 10, muy cerca de la plaza Bolívar. Es aquí donde el 24 de noviembre de 2016 se firmó el acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de la FARC. Su interior se puede visitar en un tour organizado.

Durante tu paseo por la Candelaria entra en alguno de los hermosos patios coloniales que veras por estas dos calles, Calle del Chorro de Egipto y Calle del Calvario.

Segundo día en Bogotá

Plaza Bolívar

Hoy empezamos la visita por la plaza principal de Bogotá. La Plaza Bolívar es el corazón del centro histórico donde desembocan las calles más importantes de La Candelaria (calle 10, 11 o la séptima), por donde pasarás inevitablemente en varias ocasiones durante tu visita a la capital colombiana. Dedica un tiempo para admirar los edificios que la bordean, como la Catedral de la Inmaculada Concepción, el Palacio de Justicia, el Ayuntamiento ubicado en el palacio de Liévano y el Congreso de Diputados o Capitolio Nacional.

Plaza Bolívar con la catedral Primada al fondo

La plaza suele tener bastante control policial, pues justo detrás del Capitolio se encuentra la Casa de Nariño, residencia oficial del presidente del país. Pasea por ella a diferentes horas del día para disfrutar de su animado ambiente: puestos ambulantes de todo tipo y diferentes puestos de artesanía. Aunque también es conveniente tener precaución dependiendo de la hora y del evento que en ella podremos encontrar, pues es el epicentro de todas las manifestaciones o acontecimientos importantes de Colombia, por lo que en ocasiones puede volverse algo peligrosa.  

Puestos de comida en la plaza Bolívar de Bogotá

Museo Santa Clara

Este museo se encuentra situado muy cerca a la plaza Bolívar y es una de las grandes joyas coloniales de Bogotá. Se trata de una iglesia barroca del siglo XVII que fue parte del antiguo Convento de Santa Clara. Su interior está ricamente decorado con retablos barrocos en pan de oro, esculturas, frescos y celosías mudéjares. Su artesonado es impresionante, tallado con flores doradas. Abre de martes a domingo de 9 a 16:30.

Museo del Oro

Uno de los museos más interesantes y que no debes perderte en tu visita a Bogotá es el museo del Oro. El museo alberga más de 34.000 piezas de orfebrería, la mayoría de oro, y unas 25.000 piezas de cerámica, hueso, piedra o concha realizadas por las diferentes civilizaciones precolombinas como la Muisca, la Quimbaya, la Tayrona y la Calima. Una de las piezas más destacada del museo, es la Balsa Muisca, una pieza de oro que representa la ceremonia de coronación del Zipe (cacique o jefe de la civilización Muisca) en la laguna de Guatavita y que dio origen a la Leyenda del Dorado.

Mascara de oro en el museo del oro de Bogotá

El museo abre todos los días, excepto los lunes. El museo realiza tres visitas guiadas gratuitas al día, algo muy aconsejable de realizar para tener mayor conocimiento de las principales civilizaciones precolombinas de Colombia. Para conocer los horarios de estas visitas en español entra en la página oficial del museo del oro.

Iglesia San Francisco

Frente al museo del Oro encontramos la hermosa iglesia de San Francisco, la más antigua de la ciudad. La iglesia esta dedicada al San Francisco de Asís y data del 1550. Merece la pena echar un vistazo a su interior, conserva muy bien su techo de arte sonado y su retablo es maravilloso.

La Séptima

Dedica el resto de la tarde para caminar por la Calle Real o también conocida como la Séptima. Es la calle peatonal que va desde la Plaza Bolívar hasta la Torre Colpatria, pasando por la iglesia de San Francisco y por el Museo del Oro. Una de las calles con mayor animación de la capital, está llena de puestos con todo tipo de productos y gente con micrófono en mano vendiendo o simplemente compartiendo sus plegarias. En ella también encontraras El centro artesanal Plaza Bolívar donde puedes comprar todo tipo de artesanía a muy buen precio. Otro lugar para comprar artesanía a buen precio es el Pasaje Rivas, ubicado muy cerca a la séptima.

Artesanía colombiana
Pasaje Rivas con todos sus puestos de artesanía.

Torre Colpatria

Si visitas la ciudad en fin de semana, puedes llegar hasta el final de la calle 7 y subir al mirador de la torre Colpatria. La torre Colpatria es un rascacielos de 50 plantas de los años 70 y desde su mirador tendrás unas de las vistas panorámicas más bonitas de la ciudad. En la noche la torre es iluminado con los colores de la bandera de Colombia. Abre los viernes, fines de semanas y días festivos hasta las 20:30.

Torre Colpatria en la Calle 7, Bogotá
La séptima o calle 7 con la Torre Colpatria al fondo.

Bailar en la Zona T

Cualquiera de estos dos días y se te gusta salir de marcha por las noches puedes acercarte a la Zona Rosa o Zona T, ubicada en el norte de la ciudad, a 10km del centro histórico. Se trata de tres calles principales peatonales que forman una T, de ahí su nombre, y que está llena de restaurante, bares y discotecas de moda. Es el barrio caro de Bogotá y una de las zonas más exclusivas de Colombia, con los restaurantes y tiendas más caras y exclusivas. Estas calles peatonales con sus boutiques de alta costura, sus terrazas y discotecas se encuentran entre las calles 79 a 85 y las carreras 11 a 15.

¿Un tercer día en Bogotá?

Usaquén

Si dispones de más días en la capital colombiana podrías dar un paseo por el encantador barrio de Usaquén, antiguo pueblo con bellas casas colonias que hoy en día ha quedado integrado a la ciudad de Bogotá. Es un barrio tranquilo, con casas coloniales y con muchos restaurantes donde sentarse para disfrutar de la gastronomía colombiana. Recomendable visitarlo el domingo para conocer el famoso Mercado de las Pulgas, con antigüedades, discos, libros, artesanía, ropa y un largo etc. Puedes llegar a la plaza de Usaquén en Uber.

Excursiones desde Bogotá

Si dispones de más tiempo, hay varias excursiones de un día que puedes realizar. A continuación, te dejo alguno de los lugares más chulos que ver cerca de Bogotá. Ten en cuenta que los desplazamientos para salir y entrar de la ciudad son complicados y te llevarán bastante tiempo.

Laguna Guatavita

Sería por el hermoso paisaje, por el excelente guía que tuvimos durante la visita o por la leyenda del Dorado, pero la laguna de Guatavita fue uno de los lugares que más me cautivaron de Colombia. Esta laguna, situada a 3100 metros de altura, fue una de las más sagradas para los Muiscas. Es aquí donde se realizaba el ritual de la investidura del nuevo Zipa, cacique o jefe de los Muiscas, ritual que dio origen a la leyenda del El Dorado. Si quieres conocer más sobre los muiscas y sus tradiciones pincha en este otro artículo: La leyenda del Dorado.

Laguna de Guatavita

El recorrido es de unas dos horas y se realiza de la mano de un guía que irá dando todo tipo de información. Nuestro guía fue espectacular, nos hizo una importante introducción de los Muiscas, civilización indígena que vivió en esta zona de Colombia antes de la llegada de los españoles, y, sobre todo, nos habló muchísimo de la vegetación que veíamos por el camino. Fue una visita súper interesante y que, sin lugar a dudas, recomiendo a todo el que vaya a Bogotá. No es fácil llegar a la laguna Guatavita, por lo que lo ideal sería contratar una excursión desde Bogotá o negociar un precio con un taxi de confianza, abajo te cuento como lo hicimos nosotros. Ten en cuenta que el parque cierra los lunes.

Zipaquirá

En el pueblo de Zipaquirá se encuentra lo que para los colombianos es la “Primera maravilla de Colombia”, según un concurso celebrado en 2007: la Catedral de la Sal. Es una iglesia de inmensas dimensiones construida a 180 metros de profundidad y excavada dentro de una mina de sal en activo desde 1801. Empezó siendo una modesta capilla para los mineros que trabajaban en el interior y terminó, en 1995, siendo este enorme templo compuesto de varias secciones y capacidad para 10.000 personas. La empresa colombiana Mi Sal tiene el monopolio de la sal que sigue siendo extraída de la mina de Zipaquirá.

Nosotros hicimos la visita guiada de una duración de unas dos horas, pasando por varios túneles que recorren el Vía Crucis, la monumental cúpula de 11 metros de alto y 8 de diámetro, la propia catedral, el Espejo de Agua y el auditorio, todo ello realizado en sal. Después vimos la película en 3D sobre los indígenas muiscas que explotaban esta mina ya en el siglo V y salimos de la mina en el tren minero. Para mi este cortometraje fue lo más interesante de toda la visita.

Personalmente, la Catedral de la Sal no fue una cosa que me impactará demasiado y no entendí como puede ser considerada la “Primera maravilla de Colombia”, pero para gusto: los colores. Me impresionó mucho más el parque temático construido en las minas de sal de Turda, en Rumanía. Para ver horarios y tarifa entra en la página oficial: Catedral de la Sal. Sin embargo, no hay que dejar de pasear por el centro del pueblo de Zipaquirá, su plaza principal y las calles del casco antiguo conservan el estilo colonial y lo hacen muy agradable.  

Plaza de los Comuneros de Zipaquirá

¿Cómo llegar a Zipaquirá y a la Laguna Guatavita?

Se puede llegar a Zipaquirá en autobús público desde la Terminal de Transportes o con el Transmilenio desde la Terminal Norte de Bogotá. A pesar de encontrarse a tan solo a 50km de la capital, el trayecto dura unas dos horas. Los buses públicos (Intermunicipal) salen cada 45 minutos y el Transmilenio cada 10 o 15 minutos, buses marcados con “Zipa”. Los fines de semana se puede llegar en el tren turístico La sabana, que sale directamente desde el centro de Bogotá.

La forma más rápida, menos complicada y más segura es contratar una de las muchas excursiones que se ofrecen para visitar la Catedral de la Sal, junto a la Laguna de Guatavita, para mi la laguna es una excursión 100% recomendable. También puedes realizar la excursión en privado para poder dedicar el tiempo a lo que tu realmente consideres más importante. Como digo, para gusto los colores, yo personalmente me saltaría la visita de la catedral de la Sal y dedicaría más tiempo a la visita del pueblo de Zipaquirá y a la laguna de Guatavita. Nosotros negociamos con el taxista de Uber que nos recogió en el aeropuerto y por 400.000COP, nos llevo primero a la Laguna de Guatavita, luego a la catedral de la Sal y finalmente dimos un paseo por el pueblo de Zipaquirá que tiene su encanto. Estuvimos el día entero, si necesitas el contacto de Jose Luís escríbeme por privado.

Villa de Leyva

Villa Leyva está considerado como uno de los pueblos coloniales más bonitos de Colombia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que se encuentra a casi tres horas de Bogotá, por lo que tal vez sea más cómodo pasar una noche en Villa de Leyva y así poder disfrutar de sus alrededores y de la magia de la noche en un pueblo colonial. Hay excursiones que visitan Villa de Leyva en un día, pero si decides hacerlo por tu cuenta echa un vistazo a esta página, para comprobar horarios de los autobuses que salen o regresan de/a Bogotá.

Datos prácticos para conocer Bogotá

¿Cómo llegar al centro de Bogotá desde el aeropuerto?

El aeropuerto internacional, el Dorado, está a 12 kilómetros del centro histórico de Bogotá. Dependiendo del tráfico puedes tardar entre 30 minutos (con mucha suerte) y una hora para llegar al centro o viceversa. Ves con tiempo cuando tengas que coger un vuelo, pues el tráfico de Bogotá es una locura y uno nunca sabe lo que pueda pasar. Puedes ir al centro o viceversa de tres formas:

  1. Transporte público. Existe los autobuses llamados Transmilenio, es el transporte más barato si tu hotel queda cerca de alguna de las paradas que realiza, pero es más lento que el taxi o Uber. Salen de la terminal 1, planta 1 y salida 7. Antes de subir al bus hay que comprar la Tarjeta Tullave que es blanca y verde. Esta tarjeta la puedes adquirir en el mostrador de Transmilenio en la zona de llegadas, tiene un costo de 6.000 pesos. Antes de decidirte por este tipo de transporte, comprueba que tu alojamiento esté cerca de una de sus paradas.
  2. Taxi que contratas directamente en el mostrador de Taxis imperiales antes de salir del aeropuerto. El precio está expuesto en la ventanilla, dices tu destino y te imprimen el ticket para entregar al taxista. No es recomendable tomar un taxi sin comprar tu ticket en la ventanilla.  
  3. Uber. Es la forma más barata. El Uber se puede pedir al llegar al aeropuerto y tiene un precio de unos 29.000 pesos por trayecto. Te citarán en el parking que hay justo frente a la salida, del otro lado de la calle. Es lo más fácil de usar y por el precio no te complicas con el bus y sus paradas.

¿Cómo moverse por Bogotá?

Bogotá es una ciudad bastante grande (33km de norte a sur y 16km de este a oeste) y lamentablemente aún no tiene metro. Existe un plan para una futura construcción del metro, pero va despacio y no se sabe la fecha exacta en la que se realizarán las obras. Todo lo que es el centro, el barrio de la Candelaria, es fácil de recorrer a pie y para trayectos más largos, como ir de la Candelaria a la zona T o al barrio de Usaquen, lo mejor es hacerlo en Uber. El Uber funciona super bien en toda Colombia y son más seguros y algo más baratos que los taxis convencionales.

¿Dónde comer en Bogotá?

Otra de las mejores cosas que hacer en Bogotá es probar la gastronomía local como el ajiaco, el sancocho, la bandeja paisa o los tamales. El barrio de la Candelaria está lleno de hermosos y coquetos restaurantes, algunos muy recomendados como La Puerta Falsa con más de 200 años de historia, en él destacan los tamales y el chocolate santafereño. El chocolate santafereño es muy típico de Bogotá, se trata de una taza de chocolate caliente acompañado de queso y pan de queso que se trocea y se sumerge en el chocolate.

Bandeja paisa y trucha con queso fundido, dos de los platos típicos de Colombia.

El barrio T es donde encontraremos restaurantes más exclusivos e internacionales y locales de moda. Uno de los restaurantes más famoso y recomendado en todos los foros y guías de Bogotá es el restaurante Andrés Carne de Res, la verdad que yo no lo visité. El restaurante se encuentra en el barrio Chía a una hora o dos, dependiendo del tráfico, del centro de la ciudad, por lo que me parecía demasiado lejos para ir a comer. Se comenta que es un local bastante extravagante por su decoración repleta de cachivaches y luces y que, además de comerse bien, tiene buena música para pasar un buen rato bailando. ¿Quién sabe? Quizás lo visite en mi próxima visita a Bogotá.

Seguridad en Bogotá

En ningún momento sentí que Bogotá fuese una ciudad insegura. Por supuesto, es recomendable utilizar el sentido común, evitar las zonas menos turísticas y no caminar por calles solitarias o parques por las noches. Y uno de los mejores consejos locales es: «no dar papaya», que significa no mostrar objetos de valor en la calle o descuidar tus pertenecías. Nosotros paseamos por la noche por el barrio de la Candelaria o por la séptima y no tuvimos sensación de peligro en ningún momento. No se debe aceptar nada de comida o bebida en la calle, pues el uso de burudanga, para drogar a los turistas y anular su voluntad, es bastante frecuente.

Mejor época para visitar Bogotá

Cualquier época es buena para visitar Bogotá, el clima es prácticamente el mismo durante todo el año. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Bogotá se encuentra a 2632 metro sobre el nivel del mar, por lo que suele hacer más frio que otras ciudades de Colombia. Es aconsejable llevar una chaqueta o camisa de manga larga para el día y un abrigo o cazadora para la noche.

¿Dónde alojarse en Bogotá?

Muchos aconsejan alojarse en el barrio T, barrio seguro y con hoteles boutiques y restaurantes exclusivos. También se recomienda buscar alojamiento en el barrio de Usaquén, antiguo pueblo colonial anexionado hoy en día a la gran metrópolis de Bogotá. Sin embargo, a mi personalmente me gustó mucho alojarme en la Candelaria por varios motivos:

  1. Es el centro histórico y está lleno de restaurantes y cafés preciosos y muy coquetos donde poder desayunar y cenar por la noche tranquilamente.
  2. Es aquí donde se encuentra la mayoría de los atractivos de Bogotá, por lo cual alojándote en la Candelaria no tendrás que perder tiempo en taxis o Uber. Recuerda que el tráfico de esta ciudad es muy caótico y en horas punta trasladarte desde la zona T o desde Usaquén a la Candelaria te puede llevar más de una hora.
  3. Y aunque en varios blogs he leído que se debe evitar la Candelaria por la noche, no estoy nada de acuerdo. Puede ser que unos años atrás esta parte de la ciudad fuese peligrosa por la noche, pero en mi estancia en febrero de 2024, la verdad que, no percibí ningún peligro. Se puede caminar tranquilamente por la noche y, como digo, hay muchos bares encantadores donde tomarse una copa y cenar tranquilamente.
Bogotá

Internet o tarjeta SIM

En todos los hoteles tienes Wifi gratuito, también tienes 30 minutos de Wifi gratuito en el aeropuerto. Sin embargo, comprar una SIM es lo más rentable, pues no solo la vas a utilizar para estar conectado con los tuyos, sino para consultar a Google cualquier horario de museo, dirección, el tiempo que nos va hacer y, sobre todo, para poder reservar hoteles o Ubers. Antes de comprar la SIM asegúrate que tu teléfono está liberado. Las compañías con mejor cobertura del país son: Claro, Movistar y Tigo. Puedes adquirirla directamente en el aeropuerto a tu llegada, hay tarjetas de varios precios y gigas, dependiendo de los días que vayas a permanecer en el país.

Moneda y cambios

Hay casas de cambio en la mayoría de los centros comerciales, pero, en muchos casos, tienen peor cambio que el propio aeropuerto. Para no perder tiempo y tener un buen cambio, aprovecha a cambiar dentro del aeropuerto. Si vas a sacar dinero, intenta hacerlo en lugares cerrados y seguros, por ejemplo, dentro de los supermercados o centros comerciales.

Espero que esta pequeña guía te ayude a organizar tu visita a la ciudad de Bogotá. Anímate y déjame un comentario con tus dudas o tus sugerencias de los lugares que más te hayan gustado de Bogotá.