Cartagena es sin duda el destino más turístico y más visitado de Colombia y no es para menos. Su gran atractivo es su impecable casco histórico y sus hermosas islas con aguas cristalinas y playas de arena fina. Si estas planeando un viaje por Colombia, seguramente tengas esta ciudad en mente y sino es así, ya puedes ir añadiéndola a la lista, hablamos de la perla arquitectónica del país. En este artículo te dejo aquellos lugares que no deberías dejar de ver en Cartagena de Indias y sus islas más hermosas, donde poder pasar unos días relajados e idílicos, así como unos datos prácticos que te pueden ayudar para planificar tu visita.

Desde su fundación en 1533 por Pedro de Heredia, Cartagena de Indias se convirtió en uno de los puertos más importantes para España en el continente americano. De este puerto salían las mayores riquezas del continente americano hacia España. Fue también uno de los puertos principales para el comercio de esclavos negros traídos desde África. Se convirtió en gran centro económico y su patrimonio artístico y cultural se enriqueció con el paso del tiempo.

Su conservado centro histórico y sus construcciones defensivas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1984. Cartagena está muy relacionado con el Nobel Gabriel García Márquez. En ella transcurren las historias de dos de sus novelas “del amor y otros demonios” y “El amor en tiempos del cólera”. Además, aquí vivió su familia y el mismo cuando trabajó como periodista para varios medios de comunicación. Y es aquí, el único lugar de Colombia, donde compró y registró una casa a su nombre.

Datos prácticos para conocer Cartagena de Indias

Nosotros dejamos Cartagena de Indias y sus islas para el final de nuestro viaje por Colombia, para cerrar el recorrido con broche de oro. Cartagena es, sin duda, la ciudad más bonita de las que conocimos en Colombia y sus islas tienen unas playas idílicas para descansar unos días repasando el viaje realizado.

Cuanto tiempo dedicar a Cartagena y sus islas

Mi recomendación es guardar una semana entera para esta zona. La ciudad en sí te llevará mínimo un par de días, aunque si le dedicas tres días no te arrepentirás. Es una ciudad agradable y simplemente el hecho de pasear por ella, aunque sea sin rumbo, es una delicia. Por otro lado, se pueden hacer varias excursiones a hermosas playas desde Cartagena, pero, sobre todo, te aconsejo pasar tres días (dos noches) en alguna de las islas de San Bernardo, para desconectar de todo.

Cómo llegar desde el aeropuerto al centro de Cartagena

A Cartagena puedes llegar en avión desde cualquier ciudad colombiana, cosa que te aconsejo para ahorrar tiempo si vienes desde Medellín, Eje Cafetero o Bogotá. También se puede llegar en autobús desde estas ciudades, aunque el trayecto será pesado y muy largo. Recuerda que Colombia es un país muy montañoso y sus carreteras no son las mejores. El limité de velocidad es de 80km/hr por lo que un trayecto Medellín-Cartagena es de 15 horas. Sin embargo, si vienes de Barranquilla solo te llevará dos horas o cuatro desde Santa Marta. Los buses procedentes de otras ciudades tienen varias estaciones donde dejan a los clientes: Playa Marbella, centro histórico y Bocagrande. Indica a donde vas para bajar en la estación que mejor te convenga. En ambos casos, puedes pedir Uber para llegar a tu hotel.  

El aeropuerto está apenas a 5 kilómetros del centro de la ciudad. Lo más fácil y cómodo para llegar a tu alojamiento es en taxi, los precios son fijos. En el mismo aeropuerto hay una ventanilla donde dices tu destino y te entregan un ticket con el importe que debes pagar al taxista.

Donde alojarse en Cartagena de Indias

Cartagena de Indias es una ciudad grande formada por distintos barrios. Lo más aconsejable es buscar alojamiento en uno de estos barrios: ciudad amurallada, Getsemaní, Bocagrande y la zona de la playa de Marbella. Alojarse dentro de la ciudad amurallada tiene el inconveniente de que los alojamientos son más tipo boutique y, por tanto, más caros. Getsemaní se pueden encontrar alojamientos más económicos, pero cuidado porque es un barrio con bastante vida nocturna y por tanto ruidosa.

Bocagrande y playa Marbella están algo más alejados del centro amurallado, pero tampoco tanto, un taxi desde estos barrios al centro cuesta 10.000COP (2.5€) por trayecto. Estos dos barrios están frente al mar, por tanto, son perfectos si quieres pasar algún día de playa. Es preferible Bocagrande a la zona de playa de Marbella. Bocagrande tiene mucha más vida y sus playas están más limpias, además se pueden encontrar apartamentos en edificios modernos a muy buen precio. En todo caso, la ciudad caribeña tiene una gran oferta de alojamiento para todos los gustos y todos los presupuestos. 

Mejor época para ir

A la hora de decidir cuándo ir a Cartagena de Indias, se debe saber que aquí existen dos temporadas: la seca y la lluviosa. La época de lluvias es de abril a noviembre, aunque no llueve todos los días, el mes más lluvioso es octubre. La temperatura es similar durante todo el año, con una media de 27ºC, es decir siempre hace calor y humedad en esta ciudad.

Moneda y Cambio

Hay varias casas de cambio por todo el casco histórico. Sin embargo, el cambio de Cartagena de Indias es el peor de todos los lugares en los que estuvimos durante nuestro Viaje por Colombia. Así que aprovecha a cambiar antes de llegar a Cartagena. Las comidas en restaurantes y las excursiones se pueden pagar con tarjeta. También puedes sacar en los cajeros automáticos, en la plaza de la Aduana están el banco Colombia y el BBV.

Que ver en Cartagena de Indias

Una vez que sabemos donde alojarnos y cual es la mejor época para visitar Cartagena, vamos a ver que es aquello que no deberíamos perdernos en esta hermosa ciudad caribeña. Cartagena es muy visita por extranjeros, es uno de los destinos para los cruceros del Caribe, por lo que a veces puede ser un poco agobiante la cantidad de grupos y gente que vemos por sus calles.

Si quieres disfrutar de la ciudad sin prisa dedica al menos dos días enteros a pasear por sus calles adoquinadas llenas de color y balcones de madera. Verás que es una ciudad con un ambiente tan agradable que invita a quedarse en ella más de un día.

Ciudad Amurallada

Durante los siglos XVI, XVII y XVIII y debido a su ubicación y a servir como almacén de los grandes tesoros extraídos a los indígenas fue objetivo de numerosos ataques por parte de los piratas y corsarios ingleses (Francis Drake 1586) y franceses. Por este motivo, la administración española mando fortificar y amurallar fuertemente la ciudad, hasta convertirla en una plaza prácticamente inexpugnable. La arquitectura militar de la época colonial se conserva en perfecto estado. Todo el centro histórico de Cartagena se encuentra bordeado por 11 kilómetros de murallas defensivas, muchos tramos aún siguen en pie y se pueden recorrer.

El primer día puedes dedicarlo a recorrer todo el centro histórico de la ciudad. Será un día de caminar y disfrutar de esta hermosa ciudad sin necesidad de tomar transporte público. Te propongo el siguiente recorrido. Aunque se puede realizar en apenas dos horas, te aconsejo tomarte todo el día y realizarlo con calma para disfrutar de cada uno de estos hermosos rincones:

Torre del Reloj

Nosotros vamos a entrar a la ciudad amurallada por la Torre del Reloj, unos de los emblemas de la ciudad y la puerta más utilizada para acceder al centro. Al pasar la torre del reloj encontraremos la Plaza de los Coches, hermosa plaza con casas coloniales, balcones y la estatua de Don Pedro de Heredia, fundador de la ciudad.

Plaza del reloj y entrada principal a la ciudad amuralla de Cartagena de Indias
Plaza del reloj con la entrada principal a la ciudad amuralla de Cartagena de Indias

Portal de los Dulces

En la plaza encontramos los soportales, conocidos como Portal de los dulces. Acercate a ellos para probar deliciosos dulces típicos colombianos como el arequipe, las almojábanas, la panela, y lo que me gustó mucho fueron las cocadas, producto con base de coco rallado de distintos colores. Este es el escenario por donde pasan varias veces los protagonistas de El amor en los tiempos del cólera (Fermina y Florentino) de Gabriel García Márquez.

Portal de los Dulces

Plaza de la Aduana

A través de la Puerta de la Contaduría y por debajo del antiguo edificio de la Real Aduana entraban todos los tesoros y mercancías que llegaban al puerto de Cartagena de Indias, uno de los más importantes del Imperio español. Es la plaza más antigua de Cartagena de Indias y fue utilizada como mercado, donde se vendían a los esclavos traídos de África. El edificio más grande de la plaza, hoy convertido en ayuntamiento, fue la Real Aduana, donde se registraban todas las mercancías que llegaban o salían del Nuevo Mundo hacia España.

Plaza San Pedro Claver

Continuamos hacia la Plaza San Pedro Claver, donde se encuentra la iglesia donde ejerció como misionero y sacerdote el español Pedro Claver. Este misionero es venerado y querido en Cartagena por haber dedicado su vida a aliviar el sufrimiento de los esclavos que llegaban al puerto de Cartagena.

En la plaza encontramos la estatua del misionero San Pedro Claver y la iglesia barroca del siglo XVII donde se encuentran sus restos. El santuario cuenta con un museo que narra la vida y obra del santo y alberga una colección de objetos relacionados con la esclavitud en Colombia. Otro de los atractivos de la plaza son las palanqueras, mujeres con vistosos trajes que representan a los primeros esclavos libres de toda América. Tendrás que darles algo de dinero si quieres hacerte la foto con ellas, son un reclamo turístico.

Plaza de San Pedro Claver
Iglesia barroca de San Pedro Claver con las típicas palanqueras

Antes de continuar a la plaza Bolívar, acércate al Baluarte de San Ignacio de donde obtendrás unas maravillosas vistas al puerto de Cartagena por un lado y de la muralla, el museo Naval y la cúpula de la Iglesia de San Pedro Claver por otro.

Museo Naval

Este museo nos acerca a la historia de Cartagena de Indias y, sobre todo, nos cuenta sobre la gran Batalla Naval de los ingleses de 1741, sobre el surgimiento del cólera y el grito de independencia de Cartagena. Se ubica en un edificio histórico que sirvió como Hospital Militar y cuartel de la infantería de Marina. En su interior se pueden ver hermosas maquetas de cómo fue creciendo el sistema defensivo de la ciudad y réplicas de parte de un galeón, un buque de la armada y de un submarino.

Vistas del monasterio de San Pedro Claver y Museo Naval
Vistas desde el baluarte de San Ignacio de la iglesia de San Pedro Claver y el museo Naval.

Plaza Bolívar

Continuamos a la segunda plaza más importante de la Cartagena colonial, la plaza de carácter cívico: Parque Bolívar. Tener en cuenta que en Colombia cuando dicen “parque” hacen referencia a una plaza con mucha vegetación. Es una plaza típica española, donde se encuentra la Catedral de Santa Catalina de Alejandría, una de las más antiguas de América. Plaza Bolívar también es conocida como Portal de los Escribanos, pues aquí era donde la gente venía a que les redactarán escritos oficiales durante la colonia. Lugar donde el protagonista del Amor en los tiempos del cólera, Florentino Ariza, se decide a hablarle a Fermina.

Era el corazón de la ciudad en época del Virreinato. El edificio principal de la plaza hoy convertido en Museo de Cartagena, era donde se encontraba antiguamente el Tribunal de la Inquisición y en el centro de la plaza se realizaban los Autos de Fe. El museo de Cartagena alberga una interesante colección de artilugios de tortura, utilizados para arrancar confesiones a herejes y brujas. Otro de los museos que se pueden visitar, es el museo de Oro Zenin que es pequeño comparado con el de Bogotá, pero interesante.

Calle Iglesia

Seguimos por la calle de la Iglesia, una de las más bonitas de Cartagena de Indias con sus majestuosos balcones de madera. Aquí encontramos la casa del corsario Francis Drake, pirata o corsario que asalto la ciudad en 1586. Como hemos comentado, Cartagena de Indias era el almacén de los tesoros arrebatados a los indígenas colombianos, ecuatorianos y peruanos, por tanto era frecuentemente asediada por piratas y corsarios. Francis Drake salió de la ciudad con su botín y un extra de 10 millones de pesos pagados para que no destruyera la ya hermosa ciudad de Cartagena.

Calle de la Iglesia en Cartagena de Indias con sus casas coloniales y sus balcones de madera.
Calle de la Iglesia con sus casas colonias y sus balcones de madera

En esta hermosa calle se puede hacer un alto en la librería Ábacos, donde podrás entretenerte con sus libros y mapas antiguos y hacer un descanso con un rico café.

Plaza Santo Domingo

Es un buen lugar para parar a comer, hay varios restaurantes con terraza ubicados en esta plaza. Pero, personalmente, te aconsejo comer en el restaurante San Valentín con música en vivo, hermosa decoración y a muy buen precio para ser Cartagena una ciudad tan turística y dejar el café, para tomártelo en la Plaza Santo Domingo. La Plaza Santo Domingo suele estar bastante concurrida, en ella se encuentran artistas callejeros, vendedores y la Gertrudis, famosa escultura de Botero.

Plaza Santo Domingo de Cartagena de Indias

En ella también encontraremos la iglesia de Santo Domingo, una de las más antiguas de Cartagena de Indias. En ella se supone que se encuentra enterrado Don Blas de Lezo, marino español conocido especialmente por la histórica defensa de la ciudad de Cartagena de Indias en 1741. Derrotó en inferioridad numérica a la Armada inglesa que asediaba la ciudad de Cartagena de Indias. La Armada inglesa llegó con más de 180 barcos y 27.000 hombres contra una ciudad defendida por tan solo 4.000 soldados y 6 navíos. La novela histórica La Conjura de las Mentiras te cuenta de una forma muy amena esta gran Victoria.

Iglesia de Santo Toribio

Desde la Plaza Santo Domingo retrocede a la librería Ábacos y toma la calle de la Universidad. Continua por Calle Estanco del Aguardiente hasta la hermosa Iglesia Santo Toribio. Esta iglesia fue construida en el siglo XVII y aparece como lugar de bautismo de Florentino, protagonista de la novela Los tiempos del Cólera de Gabriel García Márquez. Hoy en día es uno de los lugares más solicitados para casarse, por lo que es común ver alguna boda en ella.

Plaza San Diego

Hermosa plaza con un convento del siglo XVI que inspiró a Gabriel García Márquez para su novela Del amor y otros demonios. Es una plaza con mucho ambiente y llena de gente, puestos de frutas y artesanía.

Las Bóvedas

Bajo la murallas y situado entre los baluartes de Santa Catalina y Santa Clara se encuentran 23 bóvedas que en su día sirvieron como cuartel o alojamiento para las tropas reales españolas y almacén de armas. Más tarde se utilizó como cárcel y actualmente es un mercado de artesanía típica colombiana. Aquí puedes comprar tus recuerdos antes de subir al techo, para terminar con un bonito paseo por encima de las murallas de la ciudad.

Paseo por las murallas y puesta del sol

Que mejor que terminar este bonito paseo por el centro de Cartagena de Indias desde lo alto de las murallas y disfrutando de un bonito atardecer. Las murallas se comenzaron a construir a finales del siglo XVI, después del saqueo de Francis Drake. Aún quedan gran parte de sus 11 km en pie que se pueden recorrer. Sube por el baluarte Santa Clara, situado encima de las Bóvedas y dirígete hacia la izquierda.

A poco de comenzar tu paseo podremos ver la única casa que tuvo Gabriel García Márquez en propiedad en Colombia. La casa no se puede visitar y solo se ve el gran muro rosa/anaranjado que la rodea. Si quieres conocer a interesante historia de como fue la compra de la casa en 1990 echa un vistazo a este artículo. Continua hacía el baluarte de Santo Domingo, donde se encuentra el famoso Café del Mar. Este café es un lugar ideal para disfrutar de un bonito atardecer con una cerveza en la mano.

Atardecer en las murallas de Cartagena de India, Baluarte de San Francisco Javier

O bien podemos continuar nuestro paseo hasta el baluarte de San Francisco Javier con bonitas vistas a la plaza Santa Teresa, el casco histórico de Cartagena y de Bocagrande con sus altos y modernos rascacielos. Podemos comprar una bebida a uno de los muchos vendedores de la zona y sentarnos en las murallas para disfrutar de las vistas. Este lugar es, sin duda, perfecto para despedir el día de la mejor manera.

Vistas a la ciudad de Cartagena de Indias desde el baluarte San Francisco Javier
Vistas de la ciudad desde el baluarte de San Francisco Javier

Fortaleza San Felipe de Barajas

El segundo día puedes empezar conociendo el castillo de San Felipe de Barajas y después pasar la tarde noche en el barrio de Getsemaní, uno de los más bonitos de la ciudad. El fuerte de San Felipe es parte del conjunto monumental defensivo de Cartagena de Indias y fue declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad en 1984. Fue construido entre 1657 y 1679 y se trata del castillo más grande levantado por los españoles fuera de España. Tiene una amplia red de galerías subterráneas, utilizadas como almacén para provisiones y municiones, pero también estaban preparadas para ser detonadas por explosivos si el fuerte era tomado por el enemigo. Además, poseía 62 cañones de todo calibre que lo convertía en la mejor defensa de toda Cartagena de Indias.

Cartagena se encuentra en el extremo de una bahía. Su entrada principal desde el mar está tapada por la isla Tierra Bomba y los dos accesos posibles eran: Bocagrande y Bocachica. Para proteger la ciudad, frente a la costa de Bocagrande se construyó un gran dique bajo el agua que impedía la entrada de grandes barcos y una muralla de 11 km que protegía la ciudad. La zona de Bocachica se reforzó con varios fuertes defensivos. La parte que no daba al mar estaba protegida por una naturaleza exuberante e impenetrable, ciénagas y pantanos llenos de mosquitos y el imponente fuerte de San Felipe de Barajas que disuadían a cualquiera. Este castillo fue construido encima de la colina de San Lázaro de 40 metros de altura y protegía la ciudad del lado de tierra firme.

El nombre de la fortaleza hace homenaje a Felipe IV, rey de España en ese momento, y los Condes de Barajas, familia del gobernador Pedro Zapata, quien dirigió la construcción. En su interior podrás ver un vídeo muy ameno que cuenta toda su historia. Desde lo alto también hay unas fabulosas vistas de la ciudad de Cartagena. Se tarda una hora y media en visitarlo. Abre todos los días de 8 a 6, precios actualizados en su página oficial: Fuerte San Felipe de Barajas. Su estructura me recuerda al fuerte de San Cristóbal de la ciudad de San Juan de Puerto Rico.

Fortaleza de San Felipe de Barajas

Getsemaní

Getsemaní es uno de los barrios más de moda y con más encanto de Cartagena de India. Es un lugar muy agradable lleno de casas de colores por donde caminar al atardecer y permanecer después de la caída del sol para disfrutar de sus bares y su ambiente nocturno. En el centro de este barrio se encuentra la iglesia de la Trinidad, segunda iglesia más antigua de Cartagena.

Mural en Getsemaní

Está lleno de bares y restaurantes, escondidos en coquetos patios o jardines en el interior de antiguas casas coloniales. Existe una amplia oferta gastronómica. Por lo que después de dar un paseo por sus calles laberínticas, decoradas con impresionantes murales, bonitas buganvillas y paraguas, merece la pena quedarse a disfrutar de la noche. Es un barrio menos monumental que la ciudad amurallada de Cartagena de Indias, pero sus grafitis y callejones adornados merecen mucho la pena. 

Homenaje a Gabriel García Márquez en Cartagena de Indias
Homenaje a Gabriel García Márquez en Calle Lomba, Getsemaní

Getsemaní está a un breve paseo de 10 minutos del centro histórico de Cartagena de Indias. Para llegar se sale por la puerta del reloj, se cruza el muelle de Pegasos y se atraviesa el parque del Centenario, donde se pueden ver los amorosos perezosos en los árboles. Personalmente, no recomiendo alojarse en este barrio, en la noche hay mucha fiesta y bares con música abiertos hasta la madrugada, por lo que me parece que puede ser bastante ruidoso. Alguna de las calles más bonitas por donde tienes que pasear son: la Sierpe, Lomba con su homenaje a García Márquez, de la Sombrillas, callejón Ancho, San Juan, plaza del Pozo o la calle del Espíritu Santo.

Getsemaní
Plaza del Pozo con sus bonitos murales

Bocagrande

Bocagrande es el barrio de los rascacielos y donde se encuentran las principales playas de Cartagena de Indias. Es barrio moderno y un buen lugar para alojarse, tiene bastante vida nocturna y puede ser un lugar estupendo para darse un baño sin salir de la ciudad. Hay todo tipo de alojamiento, hoteles caros y apartamentos económicos con piscinas para pasar unos días de relax. También hay bastante restaurantes y bares para salir en la noche a cenar o tomar algo. Pasé mis primeras tres noches en la zona de la Playa de Marbella, que son playas más descuidas y con pocos restaurantes en los alrededores, y las últimas dos noches en Bocagrande que me gustó mucho más, playas más limpias y con restaurantes en primera línea de mar.

Bocagrande en Cartagena de India

Mejores playas e islas de Cartagena de Indias

Cartagena es una ciudad hermosa por su buena conservación colonial, sus monumentos centenarios y sus museos, pero no tenemos que olvidarnos que estamos en el caribe por lo que también ofrece playas e islas caribeñas paradisiacas. Así que reserva algunos días para disfrutar de las mejores playas e islas de Cartagena de Indias. Desde su puerto La Bodeguita salen barcos todos los días a las islas y playas más bonitas de sus alrededores. Se pueden reservar directamente en el puerto, pero siempre hay que ir un día antes a reservar para no quedarse sin plazas.

Cerca de Cartagena de India encontramos el Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo. Yo principalmente te aconsejaría una estancia de un par de noches en algunas de las islas de San Bernardo, como Múcura o Tintipán, por ser estas las más alejadas de Cartagena y, por tanto, las menos masificadas. Yo hice una excursión a las islas del Rosario y península de Barú y dedique dos días extras a descansar y conocer las islas de San Bernardo. Asi que espero poderte ayudar a la hora de decidir que islas o playas visitar cerca de Cartagena de Indias.

Península de Barú

Si solo dispusiera de un día extra, lo mejor sería realizar una excursión de día completo a la península de Barú y islas del Rosario. Pero si lo que deseas es pasar un día de relax en un lugar paradisiaco podrás optar por tan solo un traslado a la playa Blanca o playa Tranquila en la península de Barú. Se puede llegar a ellas en bus o en barco, los barcos salen del muelle de la Bodeguita de Cartagena. En barco se tardan unos 45 min en llegar y en bus dos horas.

Playa Blanca es una preciosa playa de arena blanca y aguas turquesas de un kilómetro, pero demasiado popular, por lo que suele estar muy frecuentada por locales y turistas. A pesar de la saturación de vendedores, la playa es muy bonita y hay zonas más tranquilas y con menos turistas. Hay muchos restaurantes a pie de playa y masajistas que ofrecen su servicio. Al ser un lugar tan turístico conviene dejar claro los precios antes de aceptar cualquier servicio o pedir algo de comer.

Playa Tranquila en península de Barú
Playa Tranquila en Barú

En la península de Barú se encuentra la Laguna Encantada donde se puede ver el plancton bioluminiscente en la noche. Es un fenómeno super interesante y alucinante si no lo has hecho nunca. Nosotros lo habíamos visto por primera vez en Fajardo, Puerto Rico y aquí nos volvió a dejar impresionados.

Islas del Rosario

Son un conjunto de 27 islas, muchas de ellas privadas y con acceso restringido para los que reservan estancias en sus mansiones o villas. Están frente a la playa Blanca de Barú, por lo que hay muchas excursiones que combinan estadía en Playa Blanca con paseo en lancha por el archipiélago con parada en alguna de sus islas. Son islas muy turísticas, si tienes tiempo, personalmente, te recomiendo ir al archipiélago de San Bernardo con islas más tranquilas y menos masificadas. Para pasar un día de relax conviene contratar una excusión organizada a una playa privada, donde encontrarás menos turistas: playa Tranquila, Bora Bora Beach o isla Pirata.

Nosotros hicimos la excursión de cuatro islas por 150.000 pesos. Salimos de Cartagena en bus hasta Barú, tomamos lancha y paramos en isla Grande, donde nos baños en la playa Sol y Papaya, posteriormente hicimos una parada en isla Cholón, comimos (incluido) y pasamos la tarde en playa Blanca en Barú y finalmente hicimos el tour para disfrutar del fenómeno de la luminiscencia. Cholón fue lo peor, un lugar con mesas en el agua rodeado de lanchas, yates y con muchísimo ruido y muchísima basura por todos lados. Una autentica lastima tener que ver como se están cargando este paraíso. La excursión en sí estuvo bien, si bien me saltaría la parada de Cholón. Fue una excursión de día completo que nos permitió hacernos una idea del archipiélago del Rosario y la península de Barú.

Isla de Cholón en el parque Nacional del Rosario
Mesas en el agua y masificación de yates, barcos y gente en la isla de Cholón. Una lastima ver tanta basura en el agua.

Archipiélago de San Bernardo

Es un conjunto de 10 islas, de las cuales solo dos de ellas están habitadas: Múcura y Santa Cruz del Islote. Las islas del archipiélago de San Bernardo están más retiradas de Cartagena y, por tanto, menos masificadas y son más genuinas. El inconveniente es que no se puede conocer en una excursión de un día. Si sales del puerto de Cartagena de Indias habrás de pasar al menos una noche en alguna de sus islas, pues el barco llega un día y te recoge al día siguiente. Y si quieres hacer excursión de un día, debes realizarla desde Tolú, a una dos hora y media en bus de Cartagena de Indias. Para ver horarios y reservar barco desde Cartagena a las islas de San Bernardo te aconsejo la compañía Tranqiteasy.

 Yo escogí la isla Múcura, que tiene hoteles bonitos y sus playas son preciosas, tranquilas y relajadas. Múcura es perfecta para pasar un par de días desconectando de todo y disfrutando de la naturaleza. Hacer snorkel, pasear por los manglares y disfrutar de un cóctel al atardecer son algunas de las actividades que se pueden realizar en isla Múcura. Nuestro hotel fue Dahlandia, rústico pero cuidado, con una excelente comida incluida y muy tranquilo, Fue una estadía maravillosa.  

Puesta de sol en la isla de Múcura, San Bernardo

Como llegar a las islas del Rosario o San Bernardo

A todas estas islas o hoteles de las islas se puede llegar en barco desde el puerto de la Bodeguita de Cartagena de Indias. El embarcadero tiene diferentes taquillas y en cada una de ellas se venden pasajes para las diferentes islas o excursiones de un día. Los barcos salen temprano, entre las 8 o 9 de la mañana y es conveniente comprar el ticket con al menos un día de antelación. Es obligatorio pagar una tasa extra para entrar en el Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo. Esta tasa es de 23.000 COP y debe ser pagada en efectivo directamente en el puerto de la Bodeguita.  

Otras excursiones que se pueden realizar desde Cartagena de Indias es la visita al Parque Nacional Tayrona o al volcán Totumo y darte un baño de lodo.

Y hasta aquí lo que se puede ver y hacer en Cartagena de Indias y sus alrededores. Por supuesto, que esta ciudad da para mucho más y podrás pasar tranquilamente 10 días disfrutando de todos sus atractivos sin aburrirte ni un minuto. A mi me falto visitar el Convento de Popa que tiene las mejores vistas de la ciudad y el Mercado Bazurto, quizás para una próxima visita pueda conocerlo. Y tú, ¿ya has estado en Cartagena de Indias? ¿Cuál fue tu lugar favorito? Déjame tu comentario para saber que es lo que más te gusto del caribe colombiano.