Cuando pensamos en viajar a Colombia, pensamos en su música, sus hermosos paisajes, su cultura, el encanto de su gente, pero, sobre todo, pensamos en el café. Colombia es el tercer mayor productor de cafés del mundo, por tanto, una parada obligatoria en cualquier viaje a este país latinoamericano es el Eje Cafetero colombiano. Pero, ¿Cuáles son los mejores paisajes y pueblos del Eje cafetero colombiano que no deben faltan en tu recorrido?. Sigue leyendo para descubrir que no debes perderte en una de las zonas más hermosas de Colombia.

¿Dónde se encuentra el Eje Cafetero?

El Triángulo o eje cafetero se encuentra entre las montañas de los Andes colombianos, a medio camino entre Medellín y Cali. Se extiende por tres departamentos diferentes: Caldas (Manizales), Risaralda (Pereira) y Quindío (Armenia). Pero los principales pueblos o atractivos que vamos a ver en este artículo se concentran dentro de Quindío.

Antiguamente estos departamentos se dedicaban a la producción de caucho, pero desde comienzos del siglo XX, se empezaron a conocer por su extenso cultivo del café. Y hoy, gracias a sus pintorescos pueblos con casas de colores y su increíble paisaje montañoso es Patrimonio de la Humanidad y uno de los lugares imprescindibles que conocer cuando se visita Colombia. Aquí veremos hermosas montañas cultivadas de café y zonas de gran belleza natural, como el Valle del Cocora o el Parque Nacional de Los Nevados.

¿Qué visitar en el eje cafetero colombiano?

En esta área existen numerosos pueblos pintorescos, pero sería imposible visitarlos todos. Nosotros nos centraremos en los más bonitos y encantadores que no deberían de faltar durante tu recorrido de tres días por el Eje Cafetero Colombiano:

SALENTO

Según mi opinión, Salento es el pueblo más pintoresco y agradable del eje cafetero colombiano. Este encantador pueblo conserva su típica arquitectura, ofrece todo tipo de servicios y tiene un ambiente súper agradable. Además, es el punto de partida para visitar el Valle de Cocora. Por lo que puede ser la mejor opción para alojarse y desde aquí comenzar tu recorrido por el Eje Cafetero Colombiano.

Históricamente, se trata del pueblo más antiguo del departamento de Quindío, fundado en 1842 por los primeros colonos antioqueños que llegaron a esta región. Todo el eje cafetero fue colonizado por los paisas (habitantes del departamento de Antioquia) durante el siglo XIX, por lo que actualmente sigue muy vinculada gastronómicamente y culturalmente a Medellín. Las primeras haciendas de café del departamento de Quindío se establecieron en los alrededores de Salento y algunas de ellas aún se pueden visitar. Sigue leyendo, para saber cuales son las mejores haciendas de café que se pueden visitar.

Calle Real de Salento

Salento no solo destaca por sus fachadas de color, arquitectura tradicional de la colonización antioqueña y típica de los pueblos del eje cafetero, sino que impresiona su increíblemente bello entorno natural. Sus calles adoquinadas, sus tejados de barro y su ambiente relajado nos dejarán sin palabras.

Date un paseo por la plaza principal, lugar donde transcurre la vida cotidiana y turística del pueblo. Recorre la Calle Real, llena de hermosos café y tiendas de artesanía y siéntate en uno de sus balcones con una cerveza y disfruta del momento viendo la vida pasar. Al final de la Calle Real hay unas escaleras que suben al mirador Alto de la Cruz, desde donde se tienen unas espectaculares vistas del Valle del Cocora y, en días despejados, incluso de los picos nevados del Parque Nacional de los Nevados.

Tomando una cerveza en la calle principal de Salento
Tomar una Club Colombia en una de las terrazas de la calle principal de Salento y ver la vida pasar es un lujazo.

FILANDIA

Filandia es otro de los pueblos del eje cafetero que te va a sorprender por su excelente estado de conservación. Fue la segunda ciudad fundada en el departamento de Quindío. Se fundó en 1878 por 102 colonos antioqueños y su nombre quiere decir «hija de los andes»

Su plaza es hermosa, con su iglesia, su ayuntamiento y sus balcones llenos de gente tomando cervezas o café. Compite con Salento por ser el más hermoso de los pueblos cafeteros colombianos. Yo, personalmente, me quedo con Salento, me parece más auténtico y con más vida. Filandia es famosa por la elaboración de cestos tejidos, utilizados para la recogida del café. Hay un museo de la Cestería que es bastante interesante de visitar. La entrada cuesta 1,5€ y es guiada. Una visita rápida, pero bastante interesante para conocer un poco más de esta artesanía tradicional.

Droguería en Filandia, Eje Cafetero colombiano
Droguería en casa colorida en Filandia, Eje Cafetero colombiano

El trayecto entre Armenia y Filandia es hermoso, lleno de haciendas de café y cultivos de flores. Este recorrido es conocido como: el Camino del Quindío. Antiguamente fue el corredor que cruzaba el ancestral territorio de los Quimbaya y sirvió de entrada para los colonos antioqueños que poblaron la región. A lo largo de este corredor se establecieron los primeros colonizadores, edificando estaciones de conteo de ganado y fondas donde pernoctaban los viajeros.

BUENAVISTA

Su nombre ya lo dice, este pueblo ofrece una excelente vista de sus alrededores. Situado en lo alto de una colina y rodeado de montañas cultivadas de café, es otro de los pueblos cafeteros que no debe de faltar en tu recorrido por el Eje cafetero colombiano. Se trata de uno de los últimos pueblos en ser fundados del Quindío, concretamente en 1933. Buenavista es sinónimo de café y vida tranquila.

Una de las actividades que se pueden realizar en Buenavista es el parapente. No me dio tiempo, pero seguramente sea uno de los mejores lugares de Colombia para hacer parapente. Pues no es común admirar un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad desde las alturas. Yo me tuve que conformar con las vistas desde el café El Gran Mirador.

Vistas desde el Café Mirador del pueblo de Buenavista, Eje cafetero colombiano

PIJAO

Pijao es otro pueblito del eje cafetero que debería ser visitado. Tanto Buenavista, como Pijao son mucho menos turísticos que Salento o Filandia, por lo que en ellos podremos observar mejor el estilo de vida característico del eje cafetero colombiano. Prácticamente no vimos turistas en este pueblo, por lo que todo parece más auténtico, conservando su esencia tranquila y serena.

Pijao fue fundado en el 1902 alrededor de las fondas camineras, donde los colonos se reunían para aventurarse y buscar mejor futuro. Al principio muchos de estos nuevos colonos llegaron a esta parte del sur de Antioquia para practicar la guaquería (buscar entierros indígenas, llamados guacas, para hacerse ricos con los tesoros allí guardados), pero la fiebre del oro y la aventura cesaría dando paso a la vocación agrícola y desarrollando, sobre todo, el cultivo del café. La guaquería comienza a raíz de la leyenda del Dorado, que te recomiendo leer en este otro artículo.

Pijao en el Eje Cafetero colombiano
Señora en su colorida ventana en el pueblo de Pijao, Eje Cafetero.

CÓRDOBA

Es otra pequeña y pintoresca población del departamento de Quindío. Lo más bonito de la ciudad es su entorno natural. Queda muy cerca de Pijao y Buenavista por lo que no supone gran desvío pasar por Córdoba.

VALLE DE COCORA

Toda la zona cafetera está llena de rutas para hacer senderismo, paseos a caballos o rutas en bicicleta. Sin embargo, la ruta más famosa y que no debes dejar de realizar es la del Valle de Cocora. El Valle del Cocora es un lugar espectacular, lleno de palmas de cera y a tan solo 10 kilómetros de Salento. Es un valle cubierto de bosque lluvioso alrededor del río San José y bordeado por hermosas montañas. Pero lo realmente espectacular de su paisaje son las famosas palmas de cera, el árbol nacional de Colombia. Palmeras que alcanzan los 60 metros de altura y que crecen curiosamente a unos 2800 metros sobre el nivel del mar.

Valle del Cocora

Conocer este hermoso valle implica realizar un pequeño esfuerzo y un maravilloso trekking por una naturaleza exuberante. Existe dos alternativas: El trekking corto de 2 horas y media y el largo de unas cinco horas. La entrada al Valle del Cocora es de 20.000 pesos.

  1. Trekking corto. Es un recorrido lineal de unos 5km, donde solo se visita la zona de las palmas de cera. Si tienes poco tiempo esta es la parte más bonita de todo el Valle de Cocora. Este recorrido comienza en la entrada, al final de la carretera, donde se paga el ingreso de 20.000 pesos y se encuentra las letras “Valle de Cocora” y el Willy con las palmas de cera al fondo. Aquí comienzas a subir, pasando por maravillosos miradores y espectaculares vistas. Puedes llegar hasta el segundo mirador que tiene unas vistas increíbles a todo el valle y volver a bajar por el mismo camino o continuar ascendiendo hasta la Finca de la Montaña. Si continuas, pasarás la caseta de control, donde has de mostrar la entrada que se pagó al principio, para llegar hasta un tercer mirador con vistas increíbles de todas las montañas que bordean el Valle de Cocora. En este punto se encuentra la Finca de la montaña con un pequeño bar donde realizar un alto para recobrar el aliento. Desde aquí se obtienen unas vistas increíbles de 360º y existe la posibilidad de ver algún que otro colibrí.
  2. Trekking completo por el Valle de Cocora.  Es una ruta circular de aproximadamente 13 kilómetros, se puede realizar en sentido a las agujas del reloj o en sentido contrario. Nosotros lo hicimos en sentido contrario a las agujas porque teníamos poco tiempo y empezamos antes de que abrieran las puertas de la entrada principal. Abren a las 8 de la mañana. Si se realiza en sentido de las agujas del reloj será menor la pendiente que se debe subir. Además, si madrugas y empiezas temprano podrás disfrutar del bosque de las palmas de cera, la parte más bonita de todo el recorrido, con muy poca gente.
    En este caso, comenzaremos realizando el trekking corto hasta el tercer mirador. Continuaremos el camino por una bajada pronunciada en dirección a la casa de los Colibríes. Unos 20 minutos más tarde encontrarás una bifurcación. Hacia la izquierda es el camino que te lleva a la casa de los Colibrís y a la derecha el que comienza a bajar hasta la orilla del río San José entre un tupido bosque. Puedes hacer el desvío a la casa de Colibríes, yo no la visite, no leí buenas críticas sobre ella e iba con poco tiempo. El sendero cruza unas cinco veces el río por unos puentes de madera colgantes, hasta llegar a una granja de vacas.  Después quedará aún una hora, por un camino llano y donde se verán las palmas a los lejos, hasta llegar de vuelta a la carretera. Se sale justo frente al parking de los Willys y el restaurante Donde Juan B.

Si tienes suficiente tiempo creo que merece mucho la pena realizar el trekking completo. El Valle de Cocora es un paisaje realmente precioso y diferente a todo lo que puedas ver en Colombia. Las palmas de cera se utilizaban antiguamente para elaborar jabones y cera y muchas fueron taladas para dar paso a los pastos para el ganado, por lo que no se suelen ver en ninguna parte del mundo y en Colombia, a pesar de estar protegidas, son muy pocas las que existen. Ten en cuenta que este sendero discurre entre 2400 y 3000 metros de altura, por lo que conviene llevar una chaqueta y un chubasquero, el clima puede cambiar en cualquier momento. Lleva suficiente agua, algo de comer y botas de andar, hay tramos del sendero que suelen estar con mojados y con barro.

Palmeras de cera en el Valle de Cocora

¿Cómo llegar al Valle del Cocora?

Puedes llegar en tu coche de alquilar o en los famosos Willys que salen de la plaza principal de Salento y te dejan al inicio del sendero que recorre el Valle de Cocora. Los Willys son jeeps sobrantes de la II Guerra Mundial, que los EEUU vendieron a los colombianos en los 50 para ser utilizado por los agricultores de la Zona cafetera. Hoy son utilizados para llevar de todo, desde pasajeros a animales. El trayecto al Valle de Cocora en Willy es de 5000 Pesos y salen a cada rato a partir de las 6:30 de la mañana. Si vas en tu propio vehículo ten en cuenta que tendrás que pagar el parking, unos 3500 pesos/hora, por lo que tal vez te convenga ir y volver en los Willys.

Willy en Salento, pueblo del Eje Cafetero colombiano
Típico Willy por las calles de Salento

Cuando yo estuve en febrero del 2024 hubo un desprendimiento de tierra por las lluvias de esos días y la carretera estaba cortada. No podía pasar ni siquiera los Willys, así que llegamos en taxi-moto por 10.000 pesos, que eran los únicos que podían pasar por el estrecho camino que había quedado en pie.

VISITA DE UNA HACIENDA CAFETERA

Como ya comentábamos Colombia es el tercer mayor exportador de café del mundo, por lo que es obligado visitar una finca cafetera, para conocer más de este producto. El café entro en Colombia de la mano de los jesuitas en el siglo XVIII. El café colombiano se caracteriza por un sabor más consistente y un aroma más rico. Esto es debido a que el café se planta aquí a gran altura y los granos maduran más despacio, lo que le confiere este sabor y aroma. Si te gusta el café aprovecha para comprar café en la hacienda que visites. Me resultó de gran curiosidad saber que los mejores granos de café son para su exportación y el “tintico” (café que toman los colombianos en su país) es realizado con pasillas, granos de café con defectos (partidos, astillados etc).

Plantaciones de café

Hay numerosas fincas que se pueden visitar, todas ofrecen más o menos el mismo tipo de visita de unas tres horas. Primero se realiza un paseo entre las plantas de café acompañado de un guía, donde explican las propiedades del café, su forma de cultivo y cuando y como se realiza la recoleta. En este paseo se ven otros tipos de cultivos, como plátanos, cacao… que aportan sabores al grano del café. Pasando por los diferentes departamentos, veremos cómo es despulpado, se tuesta y finalmente se empaqueta. Al final de la visita se procede a la degustación de un rico y aromático café.  Algunas de las haciendas o fincas más recomendables son:

  1. Finca Alsacia ubicada cerca de Buenavista, ofrece visitas guiadas de tres horas que incluyen comida o cena.
  2. Finca El Ocaso, ubicada al lado de Salento, una de las más visitadas y de las más grandes de la zona.
  3. Hacienda El Recuerdo. Hacienda de café familiar y pequeña, que ya se dedicaba al cultivo y producción del café antes del boom turístico de esta zona.
  4. Hacienda Don Elias. Al igual que la anterior, se trata de una finca de café familiar y de producción orgánica, por lo que nosotros nos decidimos por ella. Ubicada cerca de Salento, justo al lado de la Finca Ocaso y Finca El Recuerdo. Se puede llegar a ella en coche propio, pero atención porque la carretera es malísima, tiene muchísimos baches y el auto rozará continuamente los bajos, lo mejor es ir en los Willys.

Para reservar una visita guiada y conocer sus horarios y precios, entra directamente en la página web de cada fina o hacienda y llama por teléfono.

CASCADA SANTA RITA

Estas cascadas se encuentran a tan solo 20 minutos en coche desde Salento. Si vas en tu propio vehículo presta mucha atención al camino, es de tierra, con cuestas empinadas y muy estrecho, hubo en un par de ocasiones que se me pusieron de corbata pensando que podría venir otro coche de frente, pues era imposible dar marcha atrás e imposible que pasen dos coches a la vez. Me recordaba a la carretera de Poris de Candelaria en La Palma, este con menos curvas, pero bastante más estrecho. Los Willys también te pueden llevar hasta aquí desde Salento. Es una caminata de unos 60 minutos entre densos bosques, montes y vestigios de una antigua vía de ferrocarril abandonada. Se atraviesa varios túneles y te puedes bañar en el río. Una ruta hermosa para admirar el increíble paisaje de esta zona. Para más detalles pincha aquí.

Cascada de Santa Rita

TERMALES SANTA ROSA CABAL

A tan solo media hora en coche de Pereira se encuentran las aguas Termales de Santa Rosa Cabal. A nosotros nos faltó tiempo para conocerlo, pero si tienes tiempo, puede ser una buena opción para terminar relajado de tu recorrido por el eje cafetero colombiano. Se trata de un hotel con varias piscinas termales situado en un entorno natural único con una cascada de metros. Abre todos los días, pero dependiendo del día de la semana, la hora y la temporada en que quieras visitarlo pagarás un precio u otro. Para conocer más sobre estas aguas termales entra en su página web: Santa Rosa Cabal.

¿Cuántos días son necesario para conocer el eje cafetero colombiano?

Lo ideal sería poder estar 3 días enteros para conocer los principales pueblos, realizar una visita a una de las muchas haciendas cafeteras de la zona y recorrer el Valle de Cocora a pie e, incluso, relajarte un par de horas en las termas de Santa Rosa del Cabal. La verdad que esta zona es preciosa y merece todo el tiempo que puedas dedicarlo, no dejaras de sorprenderte por el imponente paisaje natural.

Nosotros dedicamos un día para recorrer en coche los principales pueblos como Buenavista, Pijao, Córdoba y Salento. Otro día fuimos a Filandia, visitamos una hacienda cafetera y recorrimos las cataratas de Santa Rita y el último lo dedicamos para realizar el trekking del Valle de Cocora. Nos faltó tiempo para conocer y relajarnos en las termas de Santa Rosa Cabal.

Eje Cafetero, desde mirador en Buenavista
Cartel con todos los nombres de los principales pueblos del Eje Cafetero colombiano.

¿Cuándo visitar el eje cafetero?

Esta zona de Colombia tiene un clima similar durante todo el año, con una temperatura no superior a los 25⁰C. Por lo que, al igual que Medellín, es conocida como “la eterna primavera” y es ideal para visitarla en cualquier época del año. Es aconsejable llevar algo de abrigo para las noches y un chubasquero o capa de agua, pues puede llover en cualquier momento y con más frecuencia durante la primavera y el otoño.

¿Cómo llegar al Eje Cafetero Colombiano?

Lo mejor es llegar en avión a Pereira, capital del departamento Risaralda, o a Armenia, capital de Quindío. Estas ciudades están conectadas con las principales ciudades colombianas y llegar en avión ahorra mucho tiempo. También se puede llegar a ellas en bus, pero te llevará toda una noche o un día completo. Desde Medellín a Pereira son 6 horas de bus y el ticket sale por 68.000 pesos, el bus de Medellín también llega o sale de Salento (78.000 pesos). Una vez en Pereira o Armenia puedes alquilar vehículo o tomar un bus a Salento a una hora y media de distancia.

¿Cómo desplazarse en el eje cafetero?

Yo lo recorrí en coche de alquiler, me parece la mejor opción si quieres salirte de las rutas más masificadas y llegar a los pueblos menos turísticos como Pijao, Buenavista o Córdoba. Alquilar un vehículo te da independencia y te permite parar donde quieras para admirar y fotografiar el hermoso paisaje del Eje Cafetero Colombiano. Hay que tener en cuenta que las carreteras son de montaña, con muchas curvas y pendientes fuertes, incluso algunas de ellas, las menos, están aún sin asfaltar. El alquiler de coche para tres días nos salió por 125€ y lo recogimos en el aeropuerto de Pereira.

Palmeras de cera en el valle del Cocora
Palmeras de cera con el típico Willy en el Valle del Cocora. Eje Cafetero colombiano

El país es muy seguro y sobre todo esta zona de Colombia, por lo que puedes moverte por libre y en coche de alquiler sin ningún peligro. La conducción en esta zona me resulto bastante tranquila y los colombianos muy prudentes y pacientes. En ningún momento se escuchan pitos o se ven coches a toda velocidad como si observamos en Medellín, Bogotá y en la zona de la costa caribeña. Si no te gusta conducir, también puedes llegar a Salento o Filandia en bus desde Pereira, donde hay aeropuerto y conexión directa con las principales ciudades colombianas, y desde aquí moverte en los famosos Willys. Los Willys son jeeps clásicos y muy bonitos y son utilizados como medio de transporte para llegar a los principales puntos de la Zona Cafetera.

¿Dónde dormir en el Eje Cafetero?

Los principales atractivos del Eje Cafetero están muy próximos unos a otros, por lo que conviene elegir un pueblo como base para alojarte y desde aquí comenzar tu recorrido por la Zona Cafetera. Personalmente te recomiendo Salento, tiene una amplia oferta hotelera y muchos restaurantes y bares para amenizar las noches.

¿Qué comer en el Eje Cafetero?

En esta región de Colombia es muy típico comer trucha. Puede ser trucha a la plancha, al ajillo o trucha gratinada con queso, algo que nunca me hubiera imaginado una trucha cubierta de queso, pero que está realmente deliciosa. También puedes probar el sudado montañero (una sopa caliente típica de la región), el cochinillo a la Cocora o la famosa bandeja paisa (el plato más representativo de Colombia).

Antes de dar por concluido este artículo me gustaría recordarte que al recorrer el Eje Cafetero colombiano estarás ante un paisaje de cine. Pues estos hermosos pueblos de colores y sus increíbles bellos paisajes naturales aparecen en una de las telenovelas de moda de Netflix “Café con aroma de mujer” y en la película “Encanto” de Disney. Esta hermosa tierra de ensueño y su maravillosa gente, conocida por su calor humano y su alegría, será uno de los rincones más maravillosos y espectaculares de todo tu viaje por Colombia. Por supuesto que hay muchos lugares que no debes perderte en tu viaje por Colombia, echa un vistazo a Visita de Bogotá en uno o dos días y que ver en Cartagena de Indias para hacerte una idea de lo encantador que es este país. Ya lo decía Carlos Vive en la letra de su canción: «Colombia, mi encanto».