A pesar de ser la segunda ciudad más poblada de Noruega, Bergen es pequeña y se puede recorrer en tan solo un día. Es una ciudad hermosa gracias a su ubicación, situada en una península bordeada de montañas y el mar del Norte. Bergen ostenta el honor de ser la ciudad más hermosa del país, por lo que merece la pena pasar un día en ella para conocer sus principales atractivos. Es la entrada para todos aquellos que vienen a recorrer los Fiordos noruegos, ya sea por carretera o en barco. Si pretendes recorrer los Fiordos noruegos en coche o caravana, te recomiendo echar un vistazo a mi artículo: Recorrido de 15 días por los Fiordos noruegos.

Está unida a la capital de Noruega por tren y el trayecto ofrece unas vistas espectaculares del paisaje que se atraviesa. Además, es la base para las principales excursiones por los fiordos noruegos. El crucero Hurtigruten empieza su recorrido de siete días aquí y continua hasta Kirkenes. El puerto de Bergen está en el mismo centro de la ciudad, por lo que si llegas a esta hermosa ciudad en crucero podrás visitarla fácilmente a pie. Bergen es un lugar ideal para hacer base y realizar excursiones por sus alrededores. Una de las excursiones más solicitadas es el paseo en barco por el Sognefjord combinado con tren hasta Flåm. También se puede realizar una excursión al Geringerfjord o al Hardangerfjord desde aquí.

FUNICULAR FLOIBANEN

Desde el puerto se llega a pie al funicular (precio ida 6,50 €) que nos lleva a lo alto de una colina, desde el que hay excelentes vistas panorámicas de Bergen con su famoso puerto y el barrio de Bryggen en primer plano. Desde el mirador se puede bajar al centro de nuevo en funicular o a pie (como hicimos nosotros) por un bonito camino entre bosques hasta el puerto

Uno de sus principales atractivos son las vistas que se obtienen desde lo alto del monte Floibanen. Si el día amanece despejado, no lo dudes y comienza tu visita de Bergen subiendo el funicular Floibanen para aprovechar el momento. De lo contrario, puedes esperar a ver si despeja a lo largo del día e ir más tarde al mirador. Ojala tengas suerte. He visitado esta ciudad en numerosas ocasiones y la mayoría de las veces el día ha sido lluvioso. De hecho, se dice que en Bergen hay 275 días de lluvia al año, incluso existe la tradición de regalar un paraguas a los recién nacidos, de alguna manera indicándoles aquello que les espera para el resto de su vida y deseándoles buena suerte como recién nacido.

Vistas desde el monte Floyen

La bajada del monte Floibanen te recomiendo hacerla a pie. Es un bonito paseo por bosque de pinos de unos 15 o 20 minutos y termina en el barrio de Bryggen. Aprovechamos toda la mañana para dar un paseo por Bergen, aunque algunos ya habíamos estado allí varias veces, pero Bergen siempre es bonita para caminarla.

Troll noruego

BARRIO BRYGGEN

Uno de sus grandes atractivos es el barrio histórico de Bryggen con sus coloridas casas de madera a orillas del puerto. Este barrio data del siglo XI, cuando se construyó para ser un importante centro de comercio en las rutas por el Mar del Norte. En 1360 comerciantes alemanes establecieron una oficina en este puerto, por lo que la ciudad de Bergen pasó a formar parte de la famosa Liga Hanseática. Se trataba de una alianza comercial y de defensa que desde el siglo XIV unió a varias ciudades del norte de Alemania, los Países Bajos y otros países a orillas de los mares del Norte y Báltico. Se podría considerar como la precursora a la alianza comercial de la Unión Europea.

Casas de Bryggen

La presencia comercial de los alemanes se mantuvo hasta finales del siglo XVIII, de forma que hasta entonces llegó a haber una comunidad de hasta 2.000 comerciantes alemanes. Pero a lo largo de los siglos sufrió numerosos incendios y en 1955 con el último incendio dejo de funcionar como puerto de mercancías y sus almacenes, las bonitas casas de colores se transformaron en tiendas de diseñadores y artistas, y algunas otras en restaurantes.

Casas antiguas en el barrio de Bryggen

Visitar este barrio es gratuito, así que entra por sus pasadizos y callejuelas interiores para descubrir cada rincón. En él también podrás visitar el museo dedicado a la presencia de la Liga Hanseática en Bergen. El Museo Hanseático es uno de los edificios más antiguos de Bryggen. En su interior se conoce en profundidad sobre el estilo de vida y las jornadas laborales de los comerciantes durante la Edad Media. Es como retroceder en el tiempo y hacer un fabuloso viaje al pasado.

Bryggen

Perno no solo el Barrio de Bryggen conserva sus casas de madera, te recomiendo darte una vuelta por las callecitas del centro de Bergen, por su casco histórico. Algunas calles, al este del Vågen, están adoquinadas y con casas antiguas de madera, como Lille Ovregaten o la calle Skostredet, y son realmente hermosas. Todas sus casas son de madera, la mayoría blanca que le da un aspecto muy coqueto. Muchas de ellas, hoy en día, han sido convertidas en museos, restaurantes y tiendas. Entre estas hermosas calles se encuentra la iglesia de Santa María, edificio románico del siglo XII y con dos grandes torres gemelas de madera y la catedral de San Olaf con su torre de 60 metros que destaca sobre el resto de construcciones de Bergen.

MERCADO DE PESCADO

Para comer te aconsejo acercarte al mercado de Pescado que hay junto al puerto. Allí podrás encontrar diversos puestos de pescados, mariscos, carne de reno, alce, e incluso ballena. Nosotros probamos unas exquisitas hamburguesas de ballena y alce, además de unas riquísimas sopas de pescado y una salchicha de reno. Aunque el precio es un poquito caro, merece la pena comer en el mercado. (Hamburguesa: 980 NOK, sopa 560 NOK o perrito de reno:690 NOK).

Mercado de pescado de Bergen

Julemarked Byparken

Para terminar la visita date una vuelta por la zona más nueva o moderna, las calles e edificios adyacentes al lago Lille Lungegårdsvannet. Aquí encontrarás el verdadero centro neurálgico de la ciudad con hermosas avenidas peatonales llenas de tienda. Junto al encantador lago, se encuentra la hermosa plaza Julemarked Byparken, un pequeño parque con su quiosco de música y bordeado por edificios emblemáticos como el museo Kode. Museo con más de 45.000 obras de arte, entre ellas destacan varias obras de Edvard Munch.

Julemarked Byparken

Bergen es una ciudad muy bonita y merece un pequeño alto en el camino para poder disfrutar de sus principales atractivos. No dejes de visitarla, merece mucho la pena. Aunque es pequeñita te recomiendo dedicarle al menos menos día para poder disfrutar al máximo de ella. ¿Has estado ya en Bergen? ¿Qué te ha parecido? Déjame tu comentario, así descubriremos más cosas juntos sobre esta hermosa ciudad.